PALACIO MUNICIPAL DE NAVOJOA, SONORA, MÉXICO.

PARTIDOS POLÍTICOS


Hola, bienvenid@ a mi blog

BUSCADOR LA TRINCHERA:

Google:  Yahoo:  MSN:

ESTAMOS EN GLOBEDIA

Políticos Soberbios, Prepotentes, Creídos…

Por Ernesto Alonso López /CriticaPolitica.MX

de:
ERNESTO PERIODISTA 
para:
"zatarainvaldezmanuel@gmail.com"
fecha:
30 de diciembre de 2014, 10:51 a. m.


En la Biblia se describe que la soberbia no sólo es un pecado capital, sino la raíz de todos los pecados. Precisamente, por envenenarse de soberbia y envidia, el más bello y preparado de los ángeles del cielo fue lanzado a la Tierra, con sus 666 legiones de seres endemoniados, por el firme y combativo Arcángel Miguel. El Diablo se quiso comparar con el único Dios que gobierna el universo y perdió ante los espíritus celestiales.
Trasladando esto a la política, ¿no creen que esa soberbia es el infierno en el que se ha metido el gerente de Carlos Salinas y México, Enrique Peña Nieto?...
La mayor debilidad del régimen: su soberbia, aparece justo cuando la barbarie de Ayotzinapa ha tocado los corazones de millones de mexicanos, que ya se cansaron de tanta caca.
¿De qué está cansado el pueblo de México?... De verse menospreciado, de que no se le dé categoría de ciudadanía, de que no se le reconozca más que como súbdito de una dictadura perfecta, que ya nunca lo será tanto, porque a pesar de todo, los procesos evolutivos de la sociedad mexicana han decantado ciertos aspectos autoritarios del salinato.
Mientras Peña Nieto va por la vida exhibiendo sus poderes y sus méritos, que dice que tiene, pero la verdad es que no los tiene sino que se los crearon en TV, sobrepone la soberbia por encima de los demás, insultando la inteligencia de un pueblo agraviado, que clama justicia por Ayotzinapa, pero también recuerda a las decenas de miles que antes fueron desaparecidos en el calderonato, el foxato y el periodo de la guerra sucia, así como el período de la tecnocracia harvadiana.
La soberbia del régimen salinista que nos gobierna es lo más antidemocrático y por excelencia desea imponerse a los demás, a costa de todo. El salinato busca proteger su fortuna y que el “equilibrio social” que le soporta y justifica, no se rompa. Total, si Raúl Salinas es inocente, ya cualquiera en este país puede serlo también, para vergüenza del dizque poder judicial.
Entonces, tenemos lleno el salinato de políticos soberbios, prepotentes, creídos, que se la saben de todas las cosas, que hablan de sus obras como una cachetada a la inteligencia de la ciudadanía. Como lección a esto, un sacerdote dijo: el diablo se asoma, para que tomen ejemplo y teman, que el infierno está cerca. ¿Será?... Quizás. Pero al régimen no le asusta eso. Hace mucho que no saben de ética, menos de moral.

CANAL RTV- DE ENTRETENIMIENTO

HISTORIAS DE NAVOJOA, SONORA

FORMULARIO DE CONTACTO

foxyform