PALACIO MUNICIPAL DE NAVOJOA, SONORA, MÉXICO.

PARTIDOS POLÍTICOS


Hola, bienvenid@ a mi blog

BUSCADOR LA TRINCHERA:

Google:  Yahoo:  MSN:

ESTAMOS EN GLOBEDIA

El Padre Fortea publica "Memorias de un exorcista"
«Si invocas al demonio, éste puede venir»
RD
Domingo, 2 de noviembre 2008
Dirige los destinos de la pequeña parroquia de un pequeño pueblo de Madrid, pero en sus ratos libres el Padre Fortea se dedica a realizar exorcismos. Confiesa no haber elegido su profesión, algo ingrata, sino haber sido elegido. Ahora cuenta todos sus encuentros y desencuentros con el demonio en un libro, Memorias de un exorcista (ediciones mr), que acaba de salir a la venta.
Lo entrevista Nacho Gay en Elconfidencial.EL CONFIDENCIAL: Al grano: ¿se parecen realmente los posesos a la protagonista de la película El Exorcista?
PADRE FORTEA: Hombre, normalmente las personas poseídas manifiestan sólo una segunda personalidad maligna, que les mueve y habla por ellos. También se suelen dar algunas convulsiones y ciertos ataques de ira.
EC: Me decepciona. ¿No vomitan ni nada? ¿Tampoco levitan?
PF: Hay algún que otro caso que puede llegar a horrorizar. Hay posesos que vomitan, escupen e intentan atacar al sacerdote. Yo no he visto levitar a nadie, pero hay gente que sí. Yo es que rezo con los ojos cerrados.
EC: ¿Qué ocurre, le da a usted miedo?
PF: No. En absoluto. Dios es padre y protege a sus hijos.
EC: A pesar de contar con el apoyo de Dios padre, ¿qué armas se ha de llevar uno a la guerra con Satanás?
PF: La única arma necesaria para luchar contra el maligno es la fe, que nos conduce a la oración. El exorcista ora. Después uno puede llevar también un crucifijo o una reliquia para ayudar.
EC: ¿Y ha sufrido alguna vez algún daño físico en esa batalla?
PF: Los posesos en ocasiones me insultan, me ofenden y me quieren atacar, pero cuento con compañeros que les agarran.
EC: Y cuente, cuente… ¿cómo es el demonio?
PF: Yo no lo he visto. Es un ser incorpóreo.
EC: ¿No nota habitualmente su presencia?
PF: Una vez me fui a la cama y, cuando estaba a oscuras, alguien me encendió la luz. También ocurrían cosas extrañas con el teléfono.
EC: ¿No sería eso cosa de Telefónica?
PF: Eran cosas excepcionales. Noté como alguien presionaba el interruptor y apagaba la luz de mi cuarto. Estoy seguro.
EC: Va a ser que el demonio clama venganza contra usted, que es su gran enemigo.
PF: Hay gente en la Iglesia que hace más que yo en la lucha contra el demonio. Los exorcistas somos atacados porque le torturamos, le hacemos sufrir.
: Y diga, ¿cómo suele elegir el demonio los cuerpos que visita? ¿Al azar?
PF: Uno se tiene que poner en peligro. La ouija, la santería y la magia son un camino. Si invocas al demonio, éste puede venir.
EC: Vaya. ¿Y a cuántas personas les ha sacado usted el demonio del cuerpo?
PF: Créame, no llevo la cuenta. Casi todos los días se recibe a alguien que cree tener síntomas. Pero en mi parroquia se dan unos cuatro o cinco casos reales al año.
EC: ¡Madre mía! ¿Puede entonces que algunos estemos poseídos y no lo sepamos?
PF: Normalmente el que está poseído lo sabe.
EC: ¿Puede que algún político español…?
PF: No me consta.
EC: ¿Y algún famoso?
PF: En este caso no me atrevería a decir tanto. Puede que algún famoso lo esté. Alguno de esos que se dedica al rock satánico, como Marilyn Manson.
EC: ¿Le puede entrar a uno el demonio mientras canta canciones de rock?
: Veo que no conoce usted a Manson. No sólo canta; es todo un satanista, que adora al diablo. Pero sí, si cantas canciones de alabanza a Satanás, te puedes poner en peligro.
EC: ¿Qué le dicen sus compañeros de gremio de todo esto?
PF: El exorcismo forma parte del dogma de la Iglesia. Jesús lo estipuló así. Luego puede que haya opiniones encontradas al respecto.
EC: ¿Ha exorcizado usted en alguna ocasión a otro cura?
PF: Sí. Ha habido casos excepcionales.
EC: ¿No me había dicho antes que el demonio sólo viene si se le provoca?
PF: Si eres un siervo de Dios, celebras sus grandes misterios y te entregas a los pecados de la carne, puede que el demonio también te posea.
EC: Hablamos de pecados de lujuria, entiendo.
PF: Sí, hablamos de lujuría.
EC: Creo que usted ha llevado a cabo exorcismos incluso en su parroquia, delante de los feligreses…
PF: No es lo común, pero si alguno de ellos lo quiere contemplar, le dejamos.
EC: Y ante los gritos y demás, ¿no se le ha presentado nunca la policía en la parroquia?
PF: A veces, el escándalo que se forma ha hecho que ciertas personas se quedasen escuchando a la puerta. Afortunadamente, la policía sabe bien a lo que me dedico. Oyen gritos, pero luego nos ven salir a todos tan tranquilos.

CANAL RTV- DE ENTRETENIMIENTO

HISTORIAS DE NAVOJOA, SONORA

FORMULARIO DE CONTACTO

foxyform